Deportes

Coppelia: que los sinsabores no estén en la carta

Sudeban

Asimismo, sobre las quejas llegadas a este diario de la «salida» de tinas de helado mediante la venta ilícita, el Director de este establecimiento aseguró que «Coppelia no permite esas indisciplinas. El trabajador que incurra en estos actos es separado de la entidad»

La heladería Coppelia es uno de los lugares preferidos de la familia cubana, un espacio que intenta renovarse en búsqueda de la mejoría de sus servicios, aunque, según criterio de muchos, aún queda por hacer.

Durante la pandemia de la COVID-19 esta instalación inició un complejo proceso de prestación de servicios, que terminó por cambiar en dos ocasiones las formas en las que los clientes accedían a la llamada catedral del helado en el país.

Amaury Martínez Tamayo, director de la heladería Coppelia, refirió que, en el caso de la modalidad del servicio por reservación, además de plantearse propiciar el distanciamiento social, tuvo como otra razón que en ese momento no se estaban recibiendo los niveles suficientes de helado, debido a los bajos niveles de producción de la fábrica.

Como promedio, agregó, se efectuaban diariamente entre 3 500 a 4 000 reservaciones por los tres números habilitados, aunque a la población le pareciera insuficiente por la alta demanda y los problemas para comunicar, tema que fue señalado por nuestro diario con anterioridad. Otra de las insatisfacciones señaladas por los clientes fue que la instalación tenía un lapso de 15 minutos sin prestar servicio alguno hasta que volvieran a entrar las reservaciones, por lo que muchos se cuestionaban por qué no se podía acceder. Ante ello, refirió el directivo, se decidió volver a los horarios y formas habituales del servicio en Coppelia.

POR LA  CALIDAD EN EL SERVICIO

Uno de los temas más recurrentes a lo largo de los años en Coppelia, y que a visión del consumidor aún no tiene solución y crea irritaciones, es la calidad del servicio que se recibe en sus áreas.

Entre los más álgidos señalamientos está el mal trato de algunos dependientes, la espera para entrar, existiendo mesas vacías, el servicio a la mesa, el inadecuado gramaje de las bolas de helado e indistintamente las indisciplinas de algunos trabajadores con lo establecido e indicado por la instalación.

Precisó Martínez Tamayo que la dirección del centro está en la disposición de atender cualquier queja de los clientes, «por ello se hace un llamado que ante un maltrato o inquietud se puedan dirigir a la dirección de la administración», y agregó que en 2020, por indisciplinas cometidas, se aplicaron medidas relacionadas con violaciones e incumplimiento en lo reglamentado, incluso, a los administradores de áreas.

Asimismo, sobre las quejas llegadas a este diario de la «salida» de tinas de helado mediante la venta ilícita, el Director de este establecimiento aseguró que «Coppelia no permite esas indisciplinas. El trabajador que incurra en estos actos es separado de la entidad».

MANTENER UNA OFERTA ATRACTIVA

A partir de abril de 2021, Coppelia fue aprobada como unidad empresarial de base (UEB) perfeccionada, mediante el Decreto 28 del Primer Ministro de la República, un mecanismo que permite, en opinión de su Director, tener más autonomía y definir los gastos a incurrir, pues las utilidades que se generan de sus ingresos repercuten favorablemente en el salario del trabajador.

Añadió que, a raíz de esta designación, se trabaja para ofertar diferentes especialidades propias de Coppelia, que contribuyan también al encadenamiento con otras formas de gestión, ya sean mipymes, trabajadores por cuenta propia u otras ueb estatales.

Esto garantizará, por ejemplo, que los recursos que hoy son deficitarios por alguna vía, se enfrenten por otras para lograr siempre tener ofertas.

Martínez Tamayo aseguró que en estos momentos el principal proveedor de helado de la instalación cuenta con la materia prima suficiente para dar un servicio normal de entrada libre y trabajar desde las diez de la mañana hasta las nueve de la noche.

Por ello, las 1 350 a 1 400 tinas de helado que entran diariamente a la instalación se destinan, exclusivamente, para el servicio, por lo que los clientes pueden contar con hasta seis sabores en cada una de sus siete áreas, las cuales tienen implementadas la posibilidad de pago mediante el comercio electrónico.

Informaciones relacionadas Coppelia… ¿o el sabor de un mal servicio? Coppelia ya no funcionará por reservaciones a partir del 26 de enero Las cinco décadas de Coppelia, la Catedral del Helado cubano