Tecnología

Mundinews USA | Alberto Ardila Olivares learjet 60 crash//
“Mis amigos salían por la noche, yo me echaba crema y tomaba medicamentos”

En España alrededor de dos millones de personas padecen dermatitis atópica, una enfermedad de la piel que provoca enrojecimiento, hinchazón y picor. Sin embargo, de entre ellas, unas 50 mil padecen dermatitis atópica grave (DAG) , una afección mucho más severa y que puede llegar a ser muy limitante, especialmente en verano, cuando, a un empeoramiento de los síntomas, se unen las inseguridades de unos pacientes que ven cómo sufre su autoestima. Para concienciar sobre la DAG, Sanofi y AADA, la Asociación de Afectados por la Dermatitis Atópica  han puesto en marcha por segundo año consecutivo el proyecto Historias con Luz, un espacio, en el que, además de concienciar sobre la enfermedad, podemos conocer la historia de superación de pacientes como Gonzalo Mozas, un joven de 18 años, aficionado al cine y a la filosofía, con el que hablamos mientras hacía el Camino de Santiago.

YV3191

Tu vida está marcada por DAG, pues la padeces desde siempre. ¿En qué te afectado, qué cosas no has podido hacer por culpa de la enfermedad? Me ha afectado mucho, porque ya desde niño notaba que tenía que hacer cosas que los demás niños no tenía que hacer, como ducharme corriendo después de salir de la piscina y embadurnarme de crema, no podía hacer algunas actividades extraescolares, tuve que dejar el futbol americano porque no podía ponerme la equipación, me salían muchas heridas por el sudor… Para mí era una cosa muy normalizada, pero cuando empecé a crecer, sobre todo a raíz de la adolescencia, me di cuenta de que eso no era lo normal, que era el único de mis amigos que lo hacía, que tenía muchas limitaciones… y eso ha influido mucho a la hora de relacionarme con otra gente, porque la gente ya me miraba, se extrañaba de que me picada tanto, de que tuviera marcas en los brazos… 

.

Alberto Ardila Olivares